Bienvenido a la web Clínica Trasplante Capilar expertos en Injertos capilares

/Users/clinicamaral/Desktop/sitemap.xml fbq('init', '1361374553891501'); fbq('track', "PageView"); /Users/clinicamaral/Desktop/robots.txt /Users/clinicamaral/Desktop/marcado.html
CLÍNICA TRASPLANTE CAPILAR
Tarragona | Lleida | Barcelona

INJERTO DE PELO

ALOPECIA

A lo largo de nuestra historia, el cabello ha representado un signo de identidad personal y colectiva, y su aspecto, color, forma, corte y cuidado se ha relacionado con diferentes culturas, civilizaciones, religiones, clases sociales y estereotipos. En la actualidad, el cabello sigue siendo un símbolo de identidad en el que podemos reconocer distintos estatus sociales, tendencias políticas, afinidades religiosas, tribus urbanas y tendencias de moda.

En nuestra sociedad, la alopecia es un problema generalizado que preocupa a un gran sector de la población, tanto a hombres como a mujeres, principalmente si la afectación es en el cuero cabelludo. La amplia oferta de productos y tratamientos contra los problemas capilares refleja la demanda y la incidencia de este problema.

La alopecia, que se define como una caída patológica de pelo de cualquier tipo y en cualquier lugar de la superficie cutánea, tiene su origen etimológico en la palabra Alopex, que proviene del griego antiguo. Alopex significaba zorro, y la pérdida de pelaje en primavera y otoño del zorro, recibía el nombre de Alopekía. Más tarde, la palabra Alopekía fue tomada por el latín como Alopecĭa, pero para referirse a la enfermedad de la sarna, que en la pérdida del pelaje del zorro, este pareciera que la sufriera. Posteriormente, fué tomada como término médico para referirse a la caída patológica del pelo. 

La alopecia se clasifica en dos grandes grupos: alopecias cicatriciales y alopecias no cicatriciales. En las alopecias no cicatriciales el folículo piloso no se destruye, y en este grupo se encuentra la alopecia androgenética (AGA), la alopecia areata, la alopecia traumática, la alopecia difusa, la alopecia por drogas o fármacos (4), la alopecia por enfermedades sistémicas y la alopecia asociada a síndromes hereditarios, siendo la alopecia androgenética (AGA) el tipo de alopecia más frecuente. 

En las alopecias cicatriciales el folículo piloso se destruye y se clasifican en alopecias infecciosas, alopecias por agentes físico-químicos, alopecias tumorales, alopecias por dermatosis, alopecias por enfermedades hereditarias y alopecias decalvantes.

La AGA, también llamada alopecia androgénica o calvice común, se debe a la acción de la hormona masculina 5-α-dihidrotestosterona (5-α-DHT)  sobre folículos pilosos predispuestos del cuero cabelludo, provocándoles una miniaturización progresiva hasta su desaparición (6). La pérdida de cabello por la AGA se divide en patrón masculino (MAGA) y en patrón femenino (FAGA). Ambos patrones pueden afectar a hombres y mujeres. En la MAGA, el cabello se pierde de algunas zonas del cuero cabelludo, principalmente región frontal, parietal y el vértex o coronilla. El diagnóstico de la MAGA es clínico y su estadío evolutivo se realiza en base a escalas siendo la más empleada la escala de Hamilton. La FAGA responde a un patrón de distribución difuso con afectación principal de la región parietal, temporal y occipital. El diagnóstico de la FAGA también es clínico y su estadío evolutivo se define en base a escalas, siendo la más empleadas la escala de Savin y la escala de Ludwig.


Clasificación de la alopecia androgenética o calvicie común

Clasificación alopecia androgenética


Las principales opciones médicas de tratamiento contra la alopecia androgenética son los tratamientos tópicos, los fármacos orales o inyectados, las terapias con luz y la cirugía capilar. El tratamiento tópico con Minoxidil al 2% y al 5%, aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) como tratamiento farmacológico para la alopecia androgenética (AAG)  en hombres y mujeres, es un fármaco útil aunque no siempre se consiguen los resultados deseados, unas veces por ineficacia del fármaco, otras por aparición de efectos secundarios (prurito, descamación, cefalea), otras por falta de constancia, y otras por abandono del tratamiento por pacientes que aquejan engrasamiento y suciedad el cabello tras su aplicación. Como fármaco oral se dispone de la Finasterida, (y más reciente la Dutasterida), aprobada la Finasterida por la FDA como tratamiento farmacológico para la AGA únicamente para el hombre a dosis de 1 mg diario, y que actúan como inhibidor de la enzima 5-α-reductasa tipo 2 en el caso de la Finasterida, y como inhibidor de la enzima 5-α-reductasa tipo 1 y 2 en el caso de la Dutasterida, bloqueando la conversión de testosterona libre a 5-α-DHT, y en consecuencia, disminuyendo su acción sobre los folículos pilosos. La Finasterida debe tomarse diariamente y el tratamiento debe mantenerse de forma crónica para frenar la caída del cabello. Esta circunstancia provoca que sea un tratamiento rechazado inicialmente o abandonado por un número importante de pacientes. Como alternativa oral para las mujeres existen los antiandrógenos, como la espironolactona y el acetato de ciproterona. No obstante, la interelación con otras hormonas, y los cambios hormonales de la mujer a lo largo de su vida, no permiten pautar unas dosis estandarizadas con un protocolo simple de actuación. Como medicamentos inyectados existen el plasma rico en plaquetas (PRP) que puede representar un elevado coste económico para el paciente con resultados dispares y dosis estandarizadas por determinar. En la cirugía capilar se realiza el injerto de pelo con la técnica FUE (Folicular Unit Extraction) o la técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery). El injerto de pelo, siempre que esté bien indicado, representa una excelente solución a la alopecia androgenética de patrón masculino (MAGA). Sin embargo, en la alopecia androgenética de patrón femenino (FAGA), por su afectación difusa del cabello en cuero cabelludo, el injerto de pelo no presenta el mismo porcentaje de éxito. 


También te puede interesar

Clasificación de la pérdida de cabello

Tratamiento de la alopecia con injerto capilar